Pronóstico de Tutiempo.net

Crisis de la construcción: por la menor demanda, está en su valor más bajo desde 2012

0

Los insumos para la construcción registraron una baja del 28% en el último año.

En medio del parate que caracteriza al mercado inmobiliario tras la devaluación, la estabilidad en los costos de la Construcción es una de las oportunidades que juegan a favor de los desarrolladores. Estos insumos, en dólares, registraron una baja del 28% en el último año.

“Uno de los puntos positivos del año pasado, fue la disminución de los costos de construcción. Los cambios en la cotización del dólar que se produjeron desde mayo permitieron a las constructoras contar con mayores recursos para el desarrollo inmobiliario”, asegura un informe de Navent, una plataforma de clasificados on line.

La disminución de los costos de los materiales se vinculan a la menor demanda. Según el índice Construya, las ventas de insumos se ubicaron -en diciembre de 2018- un 31,8% por debajo de las registradas en diciembre de 2017.

“La disminución de los costos significa una oportunidad para los desarrolladores inmobiliarios, quienes se vieron favorecidos por el tipo de cambio para generar nuevos emprendimientos en el pozo”. “Aquellas personas que apuesten a este tipo de inmuebles podrían comprar unidades con el costo en dólares más bajo desde 2012”, explica Leandro Molina, gerente comercial de Zonaprop.

“Al mismo tiempo, es un buen momento para aquellos particulares que quieran agregar valor a una propiedad o que cuenten con un terreno para construir un inmueble.”

Por otro lado, el precio medio de las operaciones de compra-venta de propiedades es otra de las áreas que alcanzó cierta estabilidad, en parte por una marcada desaceleración del precio en dólares de los inmuebles durante los últimos meses del año.

Durante 2018 los valores subieron 7,6% en esta moneda, casi tres puntos por debajo de la marca del año anterior, que se ubica en el 10,8%. Sin embargo, estos aumentos se produjeron mayormente en el primer cuatrimestre del año.

“Era esperable que los vaivenes económicos que marcaron el país durante el año tuvieran una consecuencia en el mercado inmobiliario. Actualmente aquellas personas que estaban evaluando adquirir un préstamo o crédito para comprar una propiedad debieron priorizar otro tipo de gastos y atrasar el sueño de la casa propia, por lo que hay una menor cantidad de demandantes. Esto generó que los propietarios que necesitan vender decidan bajar los precios para adaptarse a la situación del mercado”, dice Molina.

“Durante el primer trimestre del 2018 se observó un aumento en los precios en dólares de los inmuebles que alcanzó el 3,5%, pero a partir de junio, los valores comenzaron a aumentar en menor medida, en los meses octubre y noviembre donde el promedio de precios no subió. En mayo el 69% de los barrios registraba incrementos mensuales en el valor del metro cuadrado, pero desde entonces el porcentaje de barrios con incrementos disminuyó. En diciembre solo el 37% de los barrios registraba suba de precios, mientras que el 63% restante tiene precios en baja o estables”, según el informe.

Actualmente el precio promedio del metro cuadrado en la Ciudad de Buenos Aires se ubica en 2.557 usd/m2. Al analizar los barrios de la ciudad, aquellos ubicados en los sectores norte y noroeste son los que registran mayor incremento en el valor del metro cuadrado, siendo Villa Ortuzar (19%), Villa Pueyrredón (15%) y Monserrat (14%) los barrios con mayor variación en su precio. Por otro lado, Villa Lugano (2%), Puerto Madero (2%) y La Boca (0%) tienen la menor variación de precios en el año.

Fuente: Diario Clarín

Deja una respuesta