Pronóstico de Tutiempo.net

DIPUTADO CARLOS RAÚL ZAPATA: La pobreza es consecuencia del incremento del tamaño del estado

0

“La educación no sólo es la formación en ciencias sino también la preparación de la gente para vivir en sociedad”,
señaló el diputado provincial Carlos Raúl Zapata (“Ahora Patria”) al discutir con Dossier sus propuestas en materia de “educación, pobreza y políticas impositivas”. La educación, sugirió, debe tener como objetivo segurarse de que los individuos estén en condiciones intelectuales y de sociabilidad para contribuir a una mejor sociedad mejor y de progreso para el futuro”. En este sentido, indicó, la primera tarea en materia de reforma educativa debería ser “el fortalecimiento de la escuela primaria”

¿De qué manera se fortalece la escuela primaria?
No hay forma de que podamos progresar en la sociedad si los niños pasan de grado sin aprender. Si bien los niños
tienen distintas “velocidades” para incorporar el conocimiento (depende en muchos casos de la etapa de sus vidas,
la edad y, sobre todo, de la posición económica) el estado como “nivelador” debe facilitar, a través de la educación
pública, que todos lleguen a equiparar sus oportunidades. Está bien la preocupación por la copa de leche para cuidar
la nutrición, pero los maestros deben también preocuparse para que los chicos que pasan de grado estén realmente
preparados `para la etapa siguiente. Si no lo están, van a fracasar y van a terminar abandonando la escuela.

¿Cuáles son los índices?
Los índices que se manejan de deserción escolar son de un 40 por ciento en la primaria y de un 50 por ciento en el
secundario. O sea que sólo el 30 por ciento de los chicos escolarizados concluyen en término sus estudios. Usted se refirió a la labor de los maestros

¿Cómo debería ser esta labor, según su criterio?
El maestro debe preocuparse  por su aptitud; por estar permanentemente capacitado, y reclamar al Estado que la
escuela cuente con los medios  necesarios y acorde a las tecnologías del momento. El problema es que la carrera docente, la junta de evaluaciones, demandan certificados de estudios, de perfeccionamiento, y esos certificados los otorgan generalmente los Institutos privados…

¿Entonces….? 

Yo considero que con la participación de la Universidad Nacional de Salta es posible diseñar políticas de perfeccionamiento educativo, así como mantener actualizados a los maestros en materia tecnológica y psicopedagógica. La experiencia de Ecuador es muy interesante. Antes del gobierno de Rafael Correa, la educación de ese país se encontraba en los últimos lugares en América Latina, mientras que la Argentina estaba en los primeros. En estas circunstancias, el estado evaluó a los alumnos y a los docentes y detectó que en estos había grupos capacitados y otros no tanto. Los docentes que no estaban a la altura de los estándares requeridos, tuvieron apoyo estatal durante un año para capacitarse. Superada la primera  evaluación, seguían en el sistema. Los que no la superaban, tenían una segunda oportunidad que, en caso de no superarla, quedaban fuera del sistema. Los que seguían en el sistema tenían derecho, a partir de ese momento, a la capacitación permanente a cargo del estado. Se incrementó la remuneración y se instauraron premios por los resultados de la evaluación anual de los alumnos. Creo que esas experiencias deben ser tenidas en cuenta. Se trata de experiencias factibles de ponerlas en práctica, que no requieren de mayor presupuesto, sino de mayor dedicación y organización.

En un momento en que se observa un alto porcentaje de niños mal nutridos, con padres que no tienen trabajo, ¿basta con la copa de leche?
El aspecto alimentario ya es objeto de un plan alimentario, en el marco del cual se determinó incluso que se
cerraran las escuelas en vacaciones, de forma de mantener en condiciones nutricionales a los alumnos que no puedan acceder a la alimentación ya sea porque los padres están desempleados o ubicados por debajo la línea de pobreza. Es un tema grave que corresponde a Acción Social, en forma conjunta con Educación.

¿Cómo define usted a la pobreza?
El problema de la pobreza no es más que la consecuencia de las decisiones de los políticos políticos de incrementar el tamaño del estado. En la Argentina, en los últimos 40 o 50 años, la participación del estado en el PBI creció en forma paralela al aumento de la pobreza. Eso quiere decir que el axioma que sostiene que los estados grandes generan  crecimiento, y que sacan a la gente de la pobreza, es mentira.

Aquí entra en un análisis de política no sólo económica…
El estado, con su avance sobre la riqueza de los particulares, captada a través de los impuestos, sobre todo de los
impuestos malos, como son los impuestos indirectos (IVA, Actividades Económicas, impuestos al consumo) han
postergado a la gente, aumentado la cantidad de pobres.

¿Qué debe entonces hacerse?
La solución es que el estado tenga la dimensión adecuada y que no avance sobre los ingresos de los particulares más
allá de lo posible. La perversidad del sistema de impuestos regresivos se manifiesta en los impuestos indirectos, como los recién mencionados. El estado argentino ha basado su financiamiento y crecimiento sobre confiscación del ingreso de los particulares a través de impuestos indirectos. Así, podríamos seguir con los impuestos que gravan a la producción y al trabajo.

¿Cómo los que afectan al campo, por ejemplo?
Si hablamos del campo, el  índice que mide la presión tributaria sobre la producción agropecuaria en la Argentina
sostiene que el estado se lleva el 56,4 por ciento. Y tiene esta medida por la reciente devaluación. Llegó a ser del 80 por ciento. Reniego de aquellos políticos que dicen que hay que aumentarle los impuestos al campo. Si como diputados queremos que los ciudadanos paguen más impuestos, demos el ejemplo y paguemos nosotros primero. Lo que mueve el país es la producción. Tenemos que generar la posibilidad y la facilidad para que se produzca más, y para que así haya más empleos.

El IVA está considerado por muchos como un impuesto injusto, fuera de toda racionalidad. ¿Qué tendría que hacer el gobierno nacional con este gravamen?
El Impuesto al Valor Agregado  nace en la reforma de 1974, y comienza a regir el 1 de enero de 1975 con una
tasa del 13 por ciento. Con el tiempo, el estado, con el objeto de hacerse de los ingresos y la riqueza de los  particulares para financiar actividades políticas clientelares, fue aumentando la tasa hasta llegar al 21 por ciento,
en algunos casos hasta el 27 por ciento. Y volvió a aparecer el impuesto a las actividades lucrativas, con el nombre de
Actividades Económicas,pasando del 1,6 por ciento al 5 por ciento.

Por Anita Lorenzo

Deja una respuesta