Pronóstico de Tutiempo.net

Los desafíos de la industria en el NOA

0

En materia de desarrollo industrial, el NOA concentra la mayor cantidad de indicadores negativos. De acuerdo a la información disponible, se trata de la región con el menor número de empresas por cada mil habitantes. Y si se considera el peso del sector industrial en el producto bruto provincial, Salta y Santiago del Estero aparecen como las provincias colocadas en el último escalón.

Con nuevos y complejos desafíos, y con la devaluación post PASO como telón de fondo, la industria nacional celebró su día el pasado mes de septiembre. Al día de hoy, señaló a Dossier el directivo de la Unión Industrial Argentina (UIA) y CEO de Celulosa Argentina, José Urtubey, la situación de sector industrial es delicada. “Si comparamos 2015 con 2019 tenemos una caída de más de ocho puntos, con una pérdida de 200.000 puestos de trabajo fabriles, una capacidad ociosa instalada del 45 por ciento y la ausencia de un plan productivista en términos económicos”, agregó.

Sobre las razones por la que se habría llegado al mencionado panorama, Urtubey enumeró cuatro puntos: “No se bajó la presión tributaria, se restringió el financiamiento productivo, se destruyó el mercado interno y se le impusieron retenciones a las exportaciones industriales”. Los sectores más afectados, a su juicio, fueron los sectores textil, marroquinería y calzados.

Las economías regionales no escaparon a la crisis. En el NOA, indicó el vocal de la UIA, a los problemas mencionados se deben sumar los problemas de los costos de los fletes, la menor densidad de mercados y la mala política financiera federal. “La falta de federalismo sigue vigente en el país”.

Industria y PBG

Si se toma como variable el peso que tiene el sector industrial en el producto bruto provincial (o Poducto Bruto Geográfico), las provincias del NOA presentan, a la fecha, un panorama sumamente variado. Si se considera que la media, a nivel país, es del 18,1 por ciento, se tiene que, a excepción de Catamarca y La Rioja y (cuyos porcentajes alcanzan el 18.3 y 28.8 por ciento, respectivamente), las provincias de la región se ubican por debajo de dicha media (ver cuadro).

La situación entre estas últimas es igualmente variada, lo que muestra, a su vez, las enormes asimetrías existentes entre las propias provincias de la región. Mientras Jujuy y Tucumán exhiben porcentajes más o menos cercanos a la media nacional (17.6 y 14 por ciento, respectivamente), los casos de Salta y Santiago del Estero apuntan a la existencia de sectores industriales claramente subdesarrollados.

En el caso de Salta, el peso del sector industrial en relación al producto bruto geográfico (PBG) no llega a la mitad de la media nacional: apenas alcanza el 9,1 por ciento. “Esta situación nos muestra que en Salta no hubo políticas de desarrollo industrial, que apoyen el desarrollo de actividades económicas genuinas, como la actividad agropecuaria”, indicó a Dossier el decano de la Facultad de Economía de la Universidad Católica de Salta (UCASAL) y economista jefe para el NOA de la Fundación Mediterránea, Lucas Dapena. Esta situación, señaló, nos muestra además que, al día de hoy, “no existe en la provincia una orientación clara, ni una política activa seria de desarrollo industrial, con la excepción de las políticas de creación de parques industriales”.

La falta de desarrollo industrial que exhibe la provincia, subrayó economista de la Fundación Mediterránea, se ve reflejada en la actual situación de subdesarrollo socio-económico. “Si tuviésemos una industria más activa, más pujante, vinculada a los sectores económicos genuinos, es prácticamente seguro que tendríamos consecuencias positivas en los indicadores sociales y económicos, ya sea que hablemos de empleo, pobreza, indigencia, recaudación impositiva o desarrollo de las localidades del interior”.

El entramado industrial provincial, a juicio de Dapena, debe montarse sobre los sectores económicos genuinos, dígase turismo, sector agropecuario, minería. “Salta no tiene el perfil para impulsar un desarrollo industrial en metalmecánica, o en autopartes para la industria automotriz, porque éstas no son industrias propias de la provincia, pero si tiene las ventajas para montarse sobre los tres sectores antes mencionados”. Los esfuerzos para el desarrollo industrial en Salta, puntualizó Dapena, pasa por lo tanto por el apoyo a los sectores en los cuales la provincia tiene algún tipo de ventaja comparativa y competitiva.

Negocios en Salta

¿Diálogo social?

Frente al actual panorama, en el marco de la celebración de los 50 años de la Unión Industrial de Tucumán (UIT), realizada días atrás en esa provincia, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, se pronunció por un “dialogo social”.

En línea con lo declarado durante la celebración del día de la Industria (“para reiniciar el crecimiento argentino, el país no tiene que discutir entre dos modelos de país, sino acordar un modelo de país”), Acevedo sugirió que los industriales estaban listos para dar ese paso. “Para hacer un pacto social, hay que tener mínimamente tres patas: el gobierno, los sectores de producción y el trabajador. El sector de la producción y el trabajador viene hablando hace mucho tiempo. Ahora, hace falta la otra parte, que es el gobierno”, dijo.

Negocios en Salta

Producción: Anita Lorenzo, Luis Duarte, Héctor Vanolli

Deja una respuesta