Pronóstico de Tutiempo.net

Fútbol bursátil: cuáles son los equipos más importantes que cotizan en Bolsa

0

Suben y bajan, suben y bajan, parecen ascensor. Aunque podría referirse al famoso cantito que algunas hinchadas le cantan a sus rivales para burlarse de un posible descenso a la segunda división, también puede referirse al valor de las acciones de algunos clubes de fútbol. Aquellos fanáticos que cuenten con ahorros y quieran ampliar su portafolio pueden invertir en el club de sus amores. Sin embargo, deberán estar atentos porque los resultados deportivos, transferencias y algunos hechos curiosos harán fluctuar el valor de estos títulos.

Luego de contraer una importante deuda producto de los costos excesivos que le demandó la remodelación de una tribuna de su estadio, el Tottenham de Inglaterra decidió comenzar a cotizar en la bolsa británica en 1983. Así, el club en el que se desempeñaban los argentinos Osvaldo Ardiles y Ricardo Villa se convirtió en el primero en atraer inversiones vendiendo acciones. Las deudas también fueron la razón por la que en 2012 pasó a manos privadas, según su chairman, Daniel Levy, para “asegurarse la financiación” de su nuevo estadio.

Europa, además de ser el continente que nuclea a los equipos más importantes del mundo, también es el principal hub de este fútbol bursátil. Tan es así que en 2002 se creó el STOXX Europa Football, un índice especialmente para los clubes que cotizan en las distintas bolsas europeas. Está compuesto por 22 instituciones, entre ellas, la Juventus de Italia, con una capitalización de mercado de € 698 millones; el Borussia Dortmund alemán, con un valor de € 604 millones; y el Ajax holandés, que tiene un valor estimado de € 192 millones.

Sin embargo, no todos los equipos que cotizan en bolsa están incluidos en este índice que, en lo que va del 2017, creció un 22,01 por ciento. Manchester United debutó oficialmente en la Bolsa de Nueva York en agosto de 2012 con una oferta pública inicial de US$ 233 millones. La familia Glazer, dueña de los Diablos Rojos, había coqueteado con el parqué singapurense durante 2011, aunque finalmente optó por la Gran Manzana. Un caso diferente es el del equipo londinense Arsenal, que es manejado por el grupo Arsenal Holding PLC. Curiosamente, la compañía que opera a los Gunners negocia sus 62.219 acciones en NEX Exchange, un mercado pensado para pymes británicas que buscan expandirse.

Avram y Joel Glazer durante el IPO del Manchester United en la Bolsa de Nueva York.

Un título obtenido, una final perdida o una estrella que se suma a la plantilla, las noticias deportivas son el principal factor desencadenante de los movimientos de precio de las acciones. La derrota ante el Real Madrid en el partido definitorio de la UEFA Champions League, con una contundente goleada, ocasionó que los valores de la Juventus se desplomen un 11 por ciento. Lo contrario sucedió con Lazio, cuyas acciones alcanzaron el pico máximo del año luego de derrotar a Roma en el derby romano y se intercambiaron a € 0,79.

Aunque lo deportivo es lo que prima en el fútbol bursátil, también hay otras situaciones que pueden influir en la capitalización del club o generar un movimiento inesperado en el mercado. Cuando falleció Johan Cruyff, aquellos que se habían maravillado con sus gambetas decidieron homenajearlo de una manera muy particular. Aquel día el valor del Ajax, club en el que debutó el astro holandés, aumentó en € 7 millones debido a que varios fanáticos decidieron comprar 14 acciones, un número que no era aleatorio ya que se trataba del dorsal que Cruyff utilizó durante toda su carrera.

En la previa del partido entre Borussia Dortmund y Mónaco por la UEFA Champions League 2016/2017, el mundo del fútbol se conmocionó al enterarse que tres bombas habían explotado cerca del autobús que se disponía a llevar a los jugadores del club alemán al estadio. Luego de las investigaciones correspondientes se supo que el autor de este ataque había sido un especulador financiero: sus intenciones eran ocasionar una caída brusca de las acciones del club que cotiza en la Bolsa de Frankfurt para así beneficiarse económicamente. Durante esa jornada, los títulos del Borussia Dortmund se mantuvieron en € 5,50, según datos de Bloomberg.

El superclásico del fútbol chileno no solo se disputa en la cancha sino también en la Bolsa de Santiago. Blanco y Negro SA, la empresa encargada de dirigir a Colo Colo, realizó su debut bursátil en 2005, mientras que Azul Azul, la concesionaria de Universidad de Chile, hizo lo mismo pero en 2008. Durante el Torneo Clausura 2017, ambos equipos mantuvieron en vilo a sus hinchas y a los inversores, ya que se intercambiaban el liderazgo de la tabla de posiciones. En mayo, cuando el Cacique pierde la punta a manos de su máximo rival, las acciones de Blanco y Negro SA cayeron 5,88 por ciento, mientras que las de Azul Azul se apreciaron un 10 por ciento. El último equipo chileno en hacer sonar la campana fue la Universidad Católica, cuando su administradora, Cruzados SADP, se abrió al mercado en 2009 y recaudó US$ 25 millones.

Los cheques de pago diferido que lanzó Vélez en 2011 llegaron a pagar una tasa de interés del 24% anual.

Durante el último año, algunos de las instituciones que forman parte del STOXX Europe Football se convirtieron en grandes opciones de inversión. Aquellos que compraron acciones del Silkeborg IF danés tuvieron un rendimiento del 105,13 por ciento, según Bloomberg, impulsado especialmente por el ascenso a la primera división logrado durante la última temporada. En lo que va de 2017, los títulos de Juventus tuvieron una performance positiva del 128,24 por ciento. Las finanzas positivas del Celtic escocés produjeron una apreciación de sus acciones, lo que generó para sus stockholders un rendimiento anual del 55,10 por ciento.

La otra cara de la moneda estuvo del lado de los clubes turcos que mostraron cifras negativas. Durante el 2017, las acciones del Galatasaray tuvieron un rendimiento negativo del 8,51 por ciento, mientras que las del Fenerbahçe, su archirrival en el campo de juego, también corrieron la misma suerte pero en el orden del 4 por ciento.

En el fútbol argentino, la posibilidad de dar el salto bursátil no es factible dado que los clubes están estructurados jurídicamente como asociaciones civiles por lo que no pueden vender acciones. Sin embargo, esto no impidió que en los últimos 20 años no exploraran otras alternativas con la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Seis años duró el fondo común de inversión con el que Boca Juniors, cuyo presidente en ese entonces era Mauricio Macri, recibió más de US$ 14 millones para comprar jugadores. En tanto,Estudiantes de La Plata y Vélez Sarsfield optaron por solicitar la cotización de cheques de pago diferido para operar en la city porteña. La transparencia financiera, un elemento clave a la hora de salir a la Bolsa, continúa siendo una de las grandes cuentas pendientes de los clubes de fútbol locales.

Deja una respuesta