Pronóstico de Tutiempo.net

Los vaivenes del dólar afectaron la venta de equipos de GNC

0

Pese al fuerte incremento de los combustibles líquidos, y a la gran demanda de presupuestos para realizar la conversión, en los últimos meses se registró una notable caída en el rubro como consecuencia de la devaluación.

El incremento del precio de los combustibles líquidos a partir de octubre de 2017, cuando el Gobierno nacional decidió liberar el mercado, produjo en Salta un fuerte incremento en las conversiones de automóviles “nafteros” al GNC, combustible que permite un importante ahorro ya que un metro cúbico cuesta la mitad que un litro de nafta súper y tiene el mismo rendimiento.

No obstante, la actualización de los precios de los equipos de GNC luego de la devaluación implementada en agosto produjo un amesetamiento con posterior caída en la actividad. Para quienes instalaron los equipos antes de la devaluación, el gasto en combustibles se redujo  hoy sensiblemente. Los que no pudieron hacerlo enfrentan sin embargo un importante dilema: o bien se deciden a hacer la inversión que demanda hoy la conversión al GNC para ahorrar posteriormente en combustible o bien mantienen el actual automóvil, cambiando los hábitos de uso para intentar abaratar costos.

Negocios en Salta
Marcelo Pérez, dueño de El Mundo del GNC.

“Desde enero hasta agosto fue un año positivo porque hubo un incremento grande, de hasta un 50 por ciento, en la instalación de equipos de GNC, en relación al año anterior”, señaló a Dossier Empresario el dueño de El Mundo del GNC, Marcelo Pérez. “A partir de agosto, sin embargo, se registró una caída muy grande, que podríamos decir que alcanza también un 50 por ciento”.

“Hoy una persona que quiere encargar un equipo de GNC necesita organizar la compra reduciendo el uso de la tarjeta de crédito para poder contar con el margen suficiente”.

El panorama es desalentador. Pérez comentó que si bien la gente está muy interesada en convertir sus automóviles para abaratar costos, muchos no tienen hoy la posibilidad de hacerlo. “Ni siquiera con tarjeta de crédito en tanto que los márgenes han quedado muy reducidos frente a los incrementos que hubo en los costos de los equipos de GNC, que ronda el 50 por ciento”, dijo. Los coeficientes de financiación están además muy altos, lo que hace que la gente no tenga acceso, ni siquiera con el plan Ahora 12, que es actualmente lo más económico. “Hoy una persona que quiere encargar un equipo de GNC necesita organizar la compra reduciendo el uso de la tarjeta de crédito para poder contar con margen suficiente”, sostuvo. “Los clientes deben por lo tanto organizar muy bien su economía para acceder a estos equipos”.

La venta y colocación de equipos de GNC había aumentado un 50% de enero a agosto. El mismo porcentaje decayó desde agosto a diciembre.

Más números

Hasta agosto, en la ciudad de Salta se venían realizando unas 300 conversiones por mes. Hoy ese número se redujo a unos 150 vehículos. “En la empresa hacemos unos 20 o 30 presupuestos por día y de ese número se cierran cinco o seis operaciones. Antes, hacíamos 30 presupuestos y cerrábamos 15 en el mismo día. Hoy muchos clientes vuelven recién al mes o a los dos meses, es decir, cuando pudieron juntar el dinero en efectivo o el margen en la tarjeta”, enfatizó.

“La necesidad existe, la demanda existe. Las operaciones sin embargo no se concretan porque se tornaron inalcanzables”.

Pérez apuntó que hoy el uso de vehículos con GNC representa un ahorro del 100 por ciento, lo cual es muy representativo para la economía de cualquier familia. “Estamos hablando de un combustible líquido que hoy está en 47 pesos (nafta Premium), contra los 20 o 21 pesos que cuesta el GNC”.

Previsiones hacia 2019

Con respecto a las expectativas para 2019, Pérez consideró que “todo va a depender de la economía a nivel país y de lo que ésta represente: si no hay inflación o suba en las materias primas principales, la situación puede mejorar”. Este no es el único rubro que decayó, agrega. “Si bien este es un producto de mucha necesidad, todos los comerciantes estamos experimentando una caída en las ventas de hasta un 50 por ciento”.

La necesidad de efectuar la conversión existe, la demanda existe. Las operaciones, sin embargo, no se concretan porque se tornaron inalcanzables. “La inversión hoy es muy grande: si bien el ahorro sigue siendo representativo, la inversión necesaria se incrementó muchísimo. El equipo de GNC rondó siempre en un valor de dos sueldos promedios. Y aunque hoy continúa acorde a esa estimación, la gente no llega, no les alcanza, porque disminuyó muchísimo la rentabilidad del sueldo”, desarrolló Pérez.

Deja una respuesta