Pronóstico de Tutiempo.net

Paridad: una startup formó un equipo directivo compuesto al 50% por mujeres

0

Front, una aplicación que ayuda a las empresas a gestionar todos sus mensajes en una misma plataforma, acaba de contratar a su primera CFO, y así el equipo directivo de la empresa está compuesto en un 50% por mujeres.

Jenny Decker se ha unido a Front como su primera CFO hace unas 3 semanas, procedente del gigante de software australiano Atlassian.

La CEO y cofundadora de Front Mathilde Collin cuenta que la compañía comenzó a buscar un CFO porque necesitaba a alguien que ayudara a escalar la compañía (aunque no necesariamente porque se esté preparando para cualquier tipo de salida a bolsa).

Front acaba de firmar con su cliente número 4.500 y ahora tiene más de 100 empleados, según la compañía. Y en octubre llevó a cabo su primera adquisición, la de la plataforma Meetingbird. Un tipo de crecimiento que supone un desafío, independientemente de cualquier plan futuro, apunta Collin.

“Queremos seguir creciendo, sin importar las salidas que tengamos”, indica Collin. “No hemos contratado a una directora financiera para un objetivo concreto. El hecho de que Jenny tenga la experiencia de una empresa que ha crecido tan rápido como Atlassian y ha salido a bolsa es interesante para nosotros. No la contratamos para nada más que para mejorar el negocio”.

Front, que cuenta entre sus inversores con la legendaria empresa de capital riesgo Sequoia Capital, une las redes sociales, el correo electrónico, los chats y otros mensajes de una empresa en una única bandeja de entrada compartida que todo el equipo puede ver, lo que facilita el trabajo en equipo y permite ver exactamente lo que los clientes están diciendo y dónde lo están diciendo.

Decker ha trabajado en Atlassian durante casi 6 años, viéndola crecer hasta convertirse en una empresa cotizada de 26.000 millones de dólares con más de 3.000 empleados. Ella asegura que ve muchas similitudes entre Front y Atlassian en términos de cultura de la empresa, ya que ambas compañías tienen la misión de ayudar a la gente a trabajar juntos y colaborar mejor.

“Los valores son geniales en lo que a la gente se refiere y en términos de producto”, apunta Decker. “Me parece que Front es una empresa a la que es realmente emocionante unirse en este momento de su historia. Entiendo los puntos débiles de todo el correo electrónico, y me encanta que Front esté reinventando el email y haciéndolo indoloro para los trabajadores del conocimiento”.

“Las contraté porque eran las mejores”

Con Decker a bordo, el equipo de dirección de Fronte ahora está compuesto en un 50% por mujeres. Además de Collin y Decker, la compañía también cuenta con la jefa de Recursos Humanos, Ash Alexander, y la jefa de Marketing, Keiko Tokudo, como parte de su equipo ejecutivo.

En toda la industria, los hombres siguen ocupando la gran mayoría de los puestos de liderazgo en tecnología. Pero Collin insiste en que no busca contratar mujeres específicamente. Más bien, simplemente busca contratar a la mejor persona para cada trabajo, mientras mantiene alto el nivel.

En Front, el 44% de los empleados son mujeres, una proporción mayor que la que se encuentra en muchos de los gigantes de la tecnología de Silicon Valley.

“Cuando contrato gente, especialmente en puestos de dirección, lo que intento es contratar a los mejores”, responde Collin. “Las contraté porque eran las mejores cuando las entrevisté”.

Los prejuicios también tienen que ver con la brecha de género en el mundo de la tecnología. Según la empresa de contrataciones Stellares, en las empresas cuyos equipos fundadores están solo formados por hombres, sólo el 14% de los puestos de liderazgo los ostentan mujeres.

Cuantas más mujeres haya en el equipo fundador, mayor será la diversidad de género en el equipo el futuro, según la misma empresa.

“Si quieres tener un equipo diverso, es absolutamente necesario empezar ahora”, dice Collin. “Por eso me preocupé tanto en los primeros días por la diversidad… me preocupo por ella y por eso le presto atención y siempre entrevistaré a la mayor cantidad de gente posible para que la reserva de talentos esté bien representada”.

Collin apunta que en los primeros días de una empresa puede ser más difícil contratar a un equipo con un 50% de mujeres porque en ingeniería sigue habiendo más hombres. Pero a medida que la empresa crece y requiere trabajadores más allá de la ingeniería, el argumento de que no hay suficientes mujeres para contratar no tiene sentido, critica.

“Cuando se crea una tecnológica, el 80% del equipo está formado por ingenieros, que es lo que suele ocurrir, y es cierto que es más difícil tener un 50/50”, reflexiona Collin. “Desearía que ese no fuera el caso, y siempre lucharía por ello.”

“Un equipo muy feliz”

Además de los valores corporativos de Front, Decker cuenta que le gustó la oportunidad de trabajar con una mujer CEO, y que un equipo diverso lleva a conseguir mejores productos.

“Es muy raro poder trabajar para una CEO y eso me llamó la atención”, indica Decker.

“Los equipos de dirección abiertos e inclusivos tienden a llevar a productos abiertos e inclusivos. Recibimos comentarios de clientes de todo tipo. Prestamos atención a todos los clientes. Se presta a un producto mejor y verdaderamente más inclusivo, y a un equipo de trabajo muy feliz”.

En Front, Decker siente que se valora fuertemente su opinión, y cuenta que nunca ha sentido menospreciada en reuniones. “Me siento valorada todos los días”, añade.

Fuente: businessinsider.es

Deja una respuesta