Pronóstico de Tutiempo.net

Paula Santilli lleva 25 años trabajando en PepsiCo al frente de un ejército de mujeres

0

Paula lleva cerca de 25 años trabajando en PepsiCo, desempeñando cargos de dirección general en diferentes unidades de negocio. Ayer, la ejecutiva fue nombra directora general de la empresa para América Latina.

Paula lleva cerca de 25 años en PepsiCo, desempeñando cargos de dirección general en las unidades de negocio de alimentos y bebidas y en el segmento de botanas, tanto en México como en Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay. Antes de ser presidenta de PepsiCo Alimentos México, tuvo la responsabilidad de mantener la empresa como líder del sector de botanas en el país. Hoy es la encargada del mercado más importante para PepsiCo después de Estados Unidos.

Este lunes 18 de marzo, Paula Santilli ha sido nombrada CEO de Latinoamérica, mientras que Roberto Martínez será nombrado presidente de la compañía en México.

“Mi gestión al frente de la compañía debe ser con ‘las botas bien puestas’: arriba de tractores, de maquinaria de cosecha de papa, trigo, avena. Estoy orgullosa de la responsabilidad que hoy tengo, pero también de las mujeres que me acompañan todos los días: las mujeres que trabajan en nuestras plantas en labores que tradicionalmente se han considerado para hombres, las que lideran nuestra innovación en el Centro de Innovación para Productos Horneados, las que dirigen nuestro Centro de Desarrollo Agrícola y guían las labores de mercadeo en todas nuestras unidades de negocio”.

En los últimos cinco años, la representación femenina ha aumentado en las plantas de producción y en los niveles gerenciales de PepsiCo. En sus fábricas, 40% de los empleados son mujeres, y en los puestos gerenciales 39%. Esto se debe a que la empresa acompaña a las mujeres y a sus familias a lo largo de las diferentes etapas de su vida. Sin embargo, hace falta aumentar la presencia femenina en los puestos ejecutivos altos.

Negocios en Salta

Aunque hombres y mujeres tienen las mismas ambiciones de convertirse en ejecutivos, hay una brecha de 12 puntos en cuanto a sus expectativas de lograrlo, de acuerdo con un estudio de McKinsey. Y los hombres mexicanos tienen una probabilidad 88 veces mayor de llegar a los puestos de alto nivel.

Paula cree que para empoderarse la mujer tiene que liberar la ambición. “Hay que animarse. Nuestra ambición está retenida. Las mujeres podemos hacer cualquier trabajo. No hay absolutamente nada que nos detenga; excepto, a veces, nuestra propia inseguridad o nuestras dudas. Y las empresas deben tener claro que funcionan mejor cuando hay mujeres en cargos directivos, según estudios de Harvard y de McKinsey. En nuestras plantas, cuando hay mujeres a cargo suceden tres cosas: hay menos accidentes, la calidad es destacable y la productividad es mayor. En una compañía hay muchos temas de impacto que, a veces, las mujeres entienden mejor que los hombres”.

A nivel país ocurre lo mismo: las mujeres son la fuerza que impulsa a México; es una especie de liderazgo informal. No es un lugar común; los datos lo confirman: de acuerdo con la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias, las mujeres destinan más del 70% de sus ganancias a su familia y su comunidad, en contraste con los hombres, quienes inyectan entre 30 y 40% de sus recursos.

Desde su trinchera, Paula pone su granito de arena para ayudar a otras mujeres a sentirse cómodas con el poder. Promueve los programas de diversidad, inclusión y empoderamiento femenino dentro de PepsiCo, como My Flexibility, Bienestar Mujer e Inspira, que brindan condiciones para potenciar la carrera profesional de las mujeres. También es miembro del Comité Ejecutivo de Mujeres de PepsiCo, el cual promueve una transformación cultural para atraer y retener el talento femenino, y es embajadora del programa Vive Mujer, cuyo objetivo es crear conexiones entre las mujeres dentro de la compañía.

“Mi objetivo es que 50% de las posiciones gerenciales y directivas sean ocupadas por mujeres para 2015. Como compañía, nuestra meta es garantizar el acceso femenino a los trabajos del futuro. PepsiCo invierte fuertemente en iniciativas que beneficiarán a 12.5 millones de mujeres y niñas de todo el planeta. Un ejemplo es el programa Mujeres con Propósito. Su finalidad es ofrecer educación y capacitación a mujeres de secundaria y preparatoria, así como a emprendedoras”, explica la ejecutiva.

Y es que además del esfuerzo, la educación y el aprendizaje han sido los motores de Paula. “La educación es fundamental. Según la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, cuando un 10% más de niñas va a la escuela, el PIB de un país aumenta 3% en promedio. Una de las ‘recetas’ que siempre comparto en foros y reuniones es que las mujeres tenemos que liberar nuestra ambición y estar permanentemente actualizadas. Si no lo estás, no solo pierdes relevancia, sino oportunidades que podrían cambiar tu vida”.

Decir lo que piensa es una de sus cualidades. “Siempre expreso mi opinión cuando discutimos temas de negocios complejos. Sin embargo, no deja de sorprenderme que, al finalizar la reunión, acudan a mí personas para decirme: ‘Eres muy valiente’. Estos comentarios me desconciertan. ¿A qué se refieren cuando dicen que soy muy valiente? ¿Acaso mi trabajo no es resolver situaciones de negocios complejas e impulsar la agenda del negocio? ¡Por qué habría de guardar silencio!”

Su filosofía, en frases

“Las mujeres podemos hacer cualquier trabajo. No hay absolutamente nada que nos detenga, excepto, a veces, nuestra propia inseguridad o nuestras dudas”.

“Las empresas deben tener claro que funcionan mejor cuando hay mujeres en cargos directivos”.

“Las mujeres son la fuerza que impulsa a México; es una especie de liderazgo informal”.

“La educación es fundamental. Según la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), cuando un 10% más de niñas va a la escuela, el PIB de un país aumenta 3% en promedio”.

“Si no te actualizas, no solo pierdes relevancia, sino también oportunidades que podrían cambiar tu vida”.

“No considero que el esfuerzo sea un sacrificio. A lo largo de mi carrera he desarrollado competencias para compaginar, de manera inteligente, la familia, la pareja, los amigos y la vida laboral”.

Fuente: altonivel.com.mx

Deja una respuesta