Pronóstico de Tutiempo.net

¿Quién es el creador de Uniqlo, la marca japonesa de camperas?

0

La semana pasada se lo vio a la reciente incorporación de Cambiemos, Miguel Ángel Pichetto, con la campera de plumas de ganso tan característica del oficialismo. El abrigo del estilo Uniqlo, una marca que no se consigue oficialmente en la Argentina, se convirtió, así, en el símbolo fashionista de la gestión actual. La unión de la tecnología con el diseño minimalista la volvieron tan popular entre los argentinos como las zapatillas Converse o el buzo de GAP.

Esa conjunción entre el diseño y la tecnología sale de una de las mentes más brillantes (y millonarias) de la industria de la moda a nivel global: el japonés Tadashi Yanai, el creador de Fast Retailing, el holding que integran Uniqlo, J Brand y Theory, entre otras.

Inicios de Uniqlo

Antes de iniciar su propio camino en 1984, Tadashi Yanai había vivido dos experiencias de trabajo que formaron su manera de pensar. La primera, tras terminar la carrera de Economía Política en la Universidad de Waseda, fue en la cadena de retail Jusco.

Al no encontrar la motivación para ir a trabajar, tal como relató en una entrevista con el sitio Nippon Shacho, tras menos de un año decidió volver al lugar que lo vio nacer en 1949, Ube, un pueblo rural y minero. Allí se puso a trabajar en la sastrería de su padre. “Vi que la forma de trabajar era ineficiente y los empleados no estaban trabajando en serio”, relató.

Se hizo cargo él solo de todo el trabajo en la sastrería. Y en ese momento entendió la importancia de ser dueño, dijo.

Negocios en Salta

La historia de las camperas de pluma empezó en 1984. Ese fue el año en el que Tadashi Yanai decidió independizarse, aun a pesar de los comentarios en contra de su padre.

“Lo importante es no hacer lo que dicen tus padres, porque si haces lo que ellos dicen, nunca tendrás éxito”, decía en 2003, pocos años después del haber logrado el éxito global con Uniqlo.

El primer local de Uniqlo fue en Hiroshima y, según narró Yanai, fue exitoso casi sin invertir dinero para publicidad. ¿El secreto? Abrir a las 6:30 AM y estar disponible antes de que las personas comenzaran su jornada laboral o escolar.

Ese primer local se llamaba Unique Clothing Warehouse, y los clientes la abreviaban como “Uniclo”. Cuando la firma se dio cuenta de ese cambio de nombre en el boca en boca, decidieron cambiarla oficialmente, y cuando la registraron, según narra la propia compañía en su Web, se confundieron la “C” por una “Q”.

En 1991 nació Fast Retailing, el holding del que hoy posee el 44% de las acciones y que le construyó una fortuna estimada en US$31.100 millones, según la revista Forbes. Las claves de su éxito, en sus propias palabras, incluyen mucha importancia a la puntualidad, una atención al cliente servicial y “seria” y manuales de gestión lejos de la cultura Occidental.

“Al iniciar un negocio, no es bueno ir a una escuela de negocios, hacer un MBA o leer libros de académicos de negocios occidentales. Antes de hacer algo así, es mejor leer uno de Soichiro Honda [creador de Honda]o Konosuke Matsushita [creador de Panasonic]”, le dijo a Nippon Shacho.

Presente y futuro

Desde su primer local en Londres en 2001, Uniqlo abrió más de 1200 tiendas fuera de Japón. La idea de Yanai es superar a H&M y a Zara como el retailer de fast fashion más grande a nivel mundial. La marca ganó posiciones en el mapamundi por sus diseños básicos y funcionales y sus colores poco llamativos.

Negocios en Salta

“Va a seguir creciendo porque se vienen 10 años más de la tendencia del minimalismo austero -predice Marcelo Sorzana, director de Surreal Marketing-. Es ropa básica a un excelente precio que responde a un consumo más racional”. Además, dice el especialista, combina la “mística” de la cultura japonesa: el orden y la limpieza visual, al mejor estilo Marie Kondo.

Yanai, por su parte, considera que dirige una empresa de moda y de tecnología. Su marca registrada más famosa es HeatTech, una tecnología preparada para mantener el calor que transforma el vapor del propio cuerpo en energía térmica. Ya vendió más de 1000 millones de ítems (que incluyen calzas y camisetas) desde su lanzamiento en 2003.

En la Argentina, sin embargo, triunfaron las camperas. “Terminó siendo una marca aspiracional como muchas otras que en realidad no llegan a los US$100 de precio promedio. Por nuestra distancia con el mundo, tomamos marcas básicas como aspiracionales que en realidad no tienen el mismo status alrededor del mundo”, aclara Sorzana.

¿Llegará alguna vez a la Argentina? Para Sorzana, es difícil: la firma necesita volumen para abrir al menos cinco tiendas, un proyecto complicado con la cantidad de población local y el porcentaje que podría acceder al producto.

Fuente: La Nación

Deja una respuesta